lunes, 5 de mayo de 2008

Family matters / Cosas de familia

   

Last visitors have been very special to me: my brother Carlos and his family. They have enjoyed the fantastic weather we had last weekend. We visited places like Alkmaar and its cheese market; Enkhuizen, which has an outdoor museum that shows how Dutch people used to live a century ago; Den Haag, where we had a lovely lunch with my elder brother (another one) and family. Here we also walked along the Clingendael park, where we saw (and stroked) some farm animals and visited the nice Japanese garden. We took advantage of visiting Keukenhof by bike (last saturday, bikes were allowed inside the park for the first time in history).

Moreover, this great weather made possible to see the tulip fields in all its glory. I had never seen this before and I can tell you I almost faint due to Stendhal syndrome.

Los últimos huéspedes han sido muy especiales para mí: mi hermano Carlos y su familia. Todos han podido disfrutar el magnífico tiempo que ha hecho este fin de semana pasado. Hemos visitado sitios como Alkmaar y su famoso mercado de queso; Enkhuizen, que tiene un museo al aire libre donde se puede ver cómo los holandeses vivían hace un siglo; La Haya, donde mi (otro) hermano mayor y su familia nos invitaron a una deliciosa comida. Aquí también paseamos a lo largo del parque Clingendael, donde pudimos ver (y acariciar) algunos animales de granja y también ver el precioso jardín japonés. También visitamos Keukenhof, y nos aprovechamos de que por primera vez en la historia se permitía la entrada en bicicleta.

Gracias al buen tiempo que ha hecho, hemos podido contemplar los campos de flores en todo su esplendor. Nunca lo había visto antes y casi me desmayo por el síndrome de Stendhal.

5 comentarios:

tnarik dijo...

¡ah! al fin te entiendo.
me alegro de que lo hayáis pasado tan bien.

y me apunto sitios para visitar.

Mad_Max_Well dijo...

Molan las fotos. Parecéis sacados de un cuadro flamenco costumbrista clásica, pero pasado por el siglo XXI, jejeje. Las caras de Dani son únicas, ay señor... Y el color de esas flores rojas es impactante...

Y de rebote he aprendido algo nuevo: aunque lo había oído mencionar alguna vez, no tenía NI idea de lo que era el Síndrome de Stendhal. Google y Wiki mediante (¿qué haría sin ellos, madre mía?), he descubierto en qué consiste. Y su relación directa con Florencia. Y me he acordado de ese extraño y precioso viaje que hice a Italia, con el instituto, y precisamente con ese de ahí, con tu chico. Llegamos a Florencia y, efectivamente, me enamoré de la ciudad al instante. Sus callejuelas medievales y renacentistas (soy un loco de las ciudades antiguas) eran increíbles. Y aunque no llegué a desamayarme, si recuerdo que me dejó impactado (nunca olvidaré esa primera sensación) el salir de una callejuela y toparme con la catedral y el campanario. Me quedé literalmente paralizado, primero, y no pude parar de sacar fotos y más fotos, desde todos los ángulos, después. NECESITABA retener esa hermosura en la retina, en la película, donde fuera. Florencia y me impactó de verdad y esa primera visión de la catedral fué muy especial. Con el tiempo ya no sé si mi ciudad preferida es Florencia o bien Lisboa, que aunque en otro nivel de intensidad, también me tiene enamorado...

¡Salute, stendheliana amiga!

barba larga dijo...

Y qué decir de la primera utilización de la fuente de chocolate: ummm, gloriosa!

Pi dijo...

tnarik - claro, para eso estamos... tú si descubres algún sitio chulo házmelo saber :-D

mad_max_well - te voy a decir un secreto... en realidad Dani no estaba en la foto y la única forma de ponerle ha sido como sentado al revés en una bici. Photoshop, ya sabes. Sin tomármelo muy profesionalmente, tampoco (porque ahora todo el mundo dirá "ah sí, es cierto... se nota").

Lo gracioso de lo Stendheliano es que ¡yo no conozco Florencia! Conozco muy poco de Italia (una esquinita y de casualidad). Es un viaje pendiente.

barba larga - la fuente de chocolate te ha impactado ¿eh? Mmmm habrá que repetirla pronto. Dicen que el chocolate negro es muuuy bueno, así que casi es por nuestra salud.

Juan Manuel E. R. dijo...

habéis acertado con las bicicletas. los campos de tulipanes es como mejor se ven, de ahí que pudierais sacar esa foto.

Este país, es precioso -cuando el tiempo acompaña.