sábado, 11 de febrero de 2012

The Dutch and the coffee / Los holandeses y el café


Soon after arriving to the Netherlands it was necessary to arrange housing, bank accounts, etc. I was pleasantly surprised that we were offered a cup of coffee at all these places. I think I’ve never been offered coffee so many times in my life and sure not when opening a simple bank account in Spain or passing by a real estate asking for the available houses.

The ubiquitous coffee machines invade this country. They are omnipresent not only at every household (after all the Philips Senseo is a Dutch invention) but also, and for free use, at the grocery stores, car service garages, sport centres and even fashion shops. All Albert Heijn supermarkets have a coffee machine for the clients and it’s very normal to see people doing their groceries with a cup of coffee on their shopping carts (yes, the carts have a cup holder!).

A funny anecdote happened to me once at Utrecht University. I had an exam and when I arrived to the classroom each table had a coffee cup with the correspondent teaspoon and sugar sachet. I thought: “how nice of them! this is very considerate but unfortunately I didn’t bring my thermal coffee bottle”. Then, when we were waiting for the teacher to instruct us about the exam format, he looked at us very seriously and said: “those who want tea, please put your cup upside down. Coffee and tea will be served in a minute.” And those were his only instructions.

Justo después de llegar a Holanda se hacía necesario buscar casa, abrir cuentas bancarias, etc. Me sorprendió gratamente que nos ofrecieran una taza de café en todos estos sitios. Creo que nunca me han ofrecido café tantas veces en mi vida y seguro que no al abrir una simple cuenta bancaria en España o pasar por una inmobiliaria para ver las casas disponibles.

Las ubicuas cafeteras invaden este país. Están omnipresentes no sólo en los hogares (al fin y al cabo la Philips Senseo es un invento holandés) sino también, y gratuitamente, en las tiendas de alimentación, talleres de coches, gimnasios e incluso tiendas de ropa. Todos los supermercados Albert Heijn tienen una cafetera para los clientes y es muy normal ver a la gente hacer sus compras con una taza de café en sus carritos (sí, ¡los carros vienen con un porta vasos!).

En la Universidad de Utrecht me pasó una vez una anécdota curiosa. Yo tenía un examen y cuando llegué al aula cada mesa tenía una taza de café con su cucharilla y bolsita de azúcar correspondiente. Pensé: ¡qué majos y considerados! pero por desgracia no me he traído mi termo de café”. Entonces, cuando esperábamos que el profesor nos informara sobre el formato del examen, nos miró muy seriamente y dijo: “aquellos que quieran té, por favor pongan su taza boca abajo. El café y el té serán servidos en un minuto.” Y esas fueron sus únicas instrucciones.

6 comentarios:

manolo dijo...

que bueno...no lo sabia...trataré de fijarme más la próxima vez... :)

Barba Larga dijo...

It is true. It took me sometime to understand the role of coffee and tea in The Netherlands in your social life. In other countries they might be looked just as stimulant drinks. In The Netherlands they are very much linked to good company, nice atmosphere and having a good time with the family and friends at home or elsewhere.

Pi dijo...

@Manolo, ¡Próxima vez! ¡Bieeeeen! :-)

@Barba Larga, sí sí sí. En España todo gira en torno a la comida, y aquí en torno a una buena taza de café. On un 'verse munt thee', en su defecto.

Anónimo dijo...

En España socializas con bebida y tapas incluidas o una buena comida/cena.
Aquí pagas un dineral por una mala comida, escasa y con servicio lentísimo. Aparte de que no hay tapas con la bebida, si las quieres te vas al restaurante a pagar por ellas. Ojo que no son raciones.

Tampoco se nos ocurre cenar un domingo a las 19h en agosto con pleno sol.Hay que vivir más la vida y no ser tan cuadriculados

Anónimo dijo...

Pi, el asunto está que aquí el café es malo de narices...Eso se llama en mi barrio agua sucia. Y claro que te lo ofrecen gratis, con lo que te clavan por todo, sólo faltaba tener que pagar extra por agua !manchá!

Pilar Gallego dijo...

@Anónimo II, pero el caso es que te lo ofrecen porque incluso no siendo el mejor del mundo es algo que se podrían ahorrar. Y por ejemplo, servir café en un examen... Ahí no hay transacción económica ninguna y podrían elegir no hacerlo.